miércoles, 12 de septiembre de 2012

Basta de Maltrato


Este blog parece estar más muerto que vivo. De hecho no sé si dejar de escribir en él y hacerlo desaparecer. Por otro lado me digo que debo meter más entradas, no sé, estoy hecho un lío, a lo mejor debe ser algo de vagancia a la hora de escribir.

Cuando veo la televisión y aparecen imágenes fuertes (como cadáveres de personas, cadáveres de animales u heridas) no consigo mantener la vista y tengo que dejar de mirar, pongo las manos como cuando era niño y espero a que se acabé la noticia para poder seguir mirando.

Me ha pasado esto ayer con las imágenes del toro de la Vega. Me parecen imágenes muy fuertes y es por ello que me he decido a escribir.

Hay gente a favor y otra en contra, yo me encuentro entre estos últimos. Si por mi fuese lo haría desaparecer ya. Para los no entendidos sobre la materia el evento consiste en esto.

El torneo estriba en la suerte de medir las fuerzas entre un hombre y un toro de lidia sin despuntar, de entre 500 y 600 kg de peso y entre 4 y 7 años de edad. Según la normativa del torneo nadie puede molestar al toro, ni antes de entrar, ni después de salir de los límites. Si el toro logra rebasar los límites sin que el torneante le haya alcanzado, se le dará como vencedor del torneo. El torneo se debe celebrar en campo raso, estando prohibido cualquier tipo de vehículo; y que ambos, toro y torneante, deben estar en las siguientes condiciones: el toro únicamente con sus defensas naturales, y el torneante, bien a pie o a caballo, provisto de una lanza.
Antes de llegar a la vega donde es alanceado, el toro es soltado cerca de la plaza mayor del pueblo y corre escoltado por la multitud, bajando por la calle del Empedrado hasta el puente sobre el Duero. Pasado el puente, alcanza la zona del Cristo de las Batallas donde centenares de corredores tratan de citarlo y recortarlo. Allí le esperan varios centenares de lanceadores a caballo (fueron 500 en 2011) para proseguir con la persecución hasta el Campo del Honor, zona donde puede ser alanceado según la reglamentación. El alanceado consiste en hundirle una lanza en el costado hasta la muerte.

Oí unas declaraciones de los entendidos en la materia y decían que como la muerte no fue la “legal”, pues no había vencedor, e incluso se oyeron voces pidiendo que debiera de haber otro toro para lancear, que vergüenza, lo que hay que ver y oír.

Dicen los que están a favor que este “festejo” se lleva haciendo hace más de quinientos años y yo me reboto diciendo y a mí que cojon... me importa. Hace muchos más años la gente para desplazarse lo hacía por carruajes tirados por animales (caballos o vacas), pero cuando aparecieron los vehículos a motor los otros desaparecieron. Es solo un ejemplo de los muchos que hay para decirle a los que están a favor de tal aberración de tal evento y las put... tradiciones.

¿Pero no habrá maneras de pasar el tiempo que no sea sin maltratar animales?,  las tradiciones que sean de esta forma debieran desaparecer de una maldita vez y si los seguidores tiene ganas de ver sangre que cojan a dos “machotes” de esos y se maten entre ellos. Mientras los demás que aplaudan, y ¿de trofeo?, pues que sigan manteniendo la tradición y le den al vencedor los testículos y el rabo de su oponente para que se paseé victorioso con él.

Aprovechando también meto en el saco a los de la taleguilla, si los toreros, otros que debieran de buscarse otra manera de ganarse la vida, aunque los tiempos están mal y dejar de torturar toros.

Si ya de por si estos me “envenenan”, los mandatarios de este país pues también, ya que han vuelto a televisar las corridas de toros. Es decir que no solo las prohíben sino que las retransmiten y para más cojo... subvencionadas, toma ya!!, como si no hubiera otras cosas más interesantes que subvencionar.

Los puristas del tema y defensores me dirían (cosa que siempre suelen hacer), que eso es arte y que además hay que tenerlos bien puestos para hacerlo. Yo les respondo, que arte es hacer de una piedra una escultura, tallándola a golpe de martillo, o de un trozo de madera sacar una forma, o pintar un cuadro, y sobre de lo que hay que tenerlos bien puestos pues no más que aquellos que bajan a una mina, o aquellos que están en el Gran Sol o en otros mares juzgándose la vida y por mucho menos dinero que los mataores!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada